miércoles, 9 de noviembre de 2016

5 cosas que he aprendido de vivir sola

Las semanas han pasado a una velocidad vertiginosa y es sólo ahora, que empiezo a ver cosas de Navidad por todos lados, que me doy cuenta de que estoy a nada de cumplir 6 meses desde que empecé a vivir sola. ¡Aún no me la creo!

Ya lo había oído, cual vil frase cliché, pero ahora lo he comprobado: vivir sola es genial. Atemorizante, sí. Algo aterrador a veces, también. Pero es fantástico.

Y ahora que llevo estos primeros 5 meses dependiendo únicamente de mí, me pareció bueno compartirles 5 cosas que he aprendido desde que vivo sola.


1. No necesitas de “nadie”
Ok, suena horrible la frase y no, no me refiero a ello “literalmente”. Pero sí en parte. Vivir sola es enfrentarte a situaciones que te van poniendo a prueba y te hacen descubrir esas habilidades de plomera y electricista que no sabías que tenías.

Ya sea cambiar un foco fundido, arreglar una tubería, pintar la casa, armar un mueble por tu cuenta o reparar algo, pronto descubres que eres capaz de hacer más cosas de las que imaginabas y, lo que es mejor, tu creatividad para solucionar los problemillas irá en aumento.


2. Tus vecinos son más importantes de lo que crees
En especial si vives en un edificio o fraccionamiento, vas a depender de ellos. La convivencia diaria puede ser compleja y probablemente surgirán problemas (música alta, gritos, basura fuera de sitio, carro mal estacionado…).

No obstante, esas personas “tan latosas y molestas” son también quienes estarán ahí cuando tengas un problema, desde cargar una caja pesada hasta cambiar una llanta o pedirles corriente para tu coche, ¡qué tal que un día se te viene la puerta del clóset encima!

Por eso  debes llevar la fiesta en paz con ellos. Si tienen broncas, busquen hacer un reglamento de condóminos. pero nunca de los nuncas te enemistes con ellos.

Recuerda: cuando estés fuera de casa por vacaciones o trabajo, ellos pueden ser tus aliados contra intrusos indeseables, o simplemente hacerse de la vista gorda.

3. El miedo no anda en burro
A veces, por más independientes que seamos, la inseguridad nos puede afectar, ya sea directa o indirectamente. A mí me pasó hace un mes, cuando se metieron a robarles a mis vecinos. Desde entonces, las cosas no han sido las mismas para mí.

Aclaro que no soy una persona miedosa y que por lo general me considero bastante segura de mí misma, pero desde que supe del incidente me cuido mucho más cuando camino de regreso a casa, vigilo que no haya personas o coches sospechosos alrededor, y cualquier ruido extraño en las noches me pone alerta.

No está bien caer en la paranoia, pero tampoco sentirnos invencibles. ¡Nunca bajes la guardia! Y, si puedes, trae contigo un silbato. Eso ahuyentará a los agresores de forma casi definitiva.


4. El dinero se va como agua
Irte a vivir sola implica dos cosas: 1) que ahora dependes económicamente de ti y 2) que ahora tienes un hogar que decorar. Cuando llegamos a nuestro recién estrenado nido, queremos hacernos de mil cosas y llenarlo de detalles, ¡pero ojo!

Hasta que no pasen al menos 3 meses, trata de no gastar mucho dinero en detalles, muebles y accesorios, ya que seguramente lo necesitarás para otras cosas. Aunque hayas revisado tu nuevo hogar con lupa, es 90% seguro que enfrentarás al menos algún problema cuando te cambies, ya sea algo de plomería, electricidad, etc., o simplemente el cambiar la combinación de tus chapas por seguridad.

Tener un ahorro para emergencias podría salvarte el pellejo. No gastar en cosas que no son estrictamente necesarias, también. ¡Recuerda que tu refri y alacena no se llenarán solos!

5. Nada es tan importante como creías
Muchas veces tenemos pre-concepciones sobre lo que es importante, lo que las personas esperan o piensan de nosotros, lo que deberíamos hacer en “x” situación, etc. No obstante, esto es una mentira.

¿Por qué lo digo? Por un lado, porque podrías creer que tu hogar no es lo suficientemente bueno o bonito porque aún no tiene ____ (rellene el espacio). Pero créeme, no es así. Al final todo está en los detalles y en la vibra que le impregnes a tu hogar.

También podrías pensar que al vivir sola es necesario tener _____ (rellénese nuevamente), y no es así. Con tener una estufa o parrilla eléctrica, un refrigerador o hielera, un plato, un vaso y tu cama, prácticamente estás del otro lado, y lo demás vendrá poco a poco.

Esto aplica también para las personas. Si eres la primera en independizarte en tu grupo de amistades, es probable que algunas de ellas dejen de hablarte. ¿Por qué? Porque tú diste un paso que ellos no. Es tonto sí, pero desgraciadamente el mundo se mueve por celos y envidia.

Así que prepárate para perder algunas personas en tu vida, para recibir comentarios y críticas (que al final no importan) y para olvidarte de comprar una televisión e invertir mejor en una lavadora (es mejor ver las series en tu computadora, que correr por la casa buscando unos calzones limpios, ¡créeme!).

¿Y ustedes? ¿Qué han aprendido viviendo solos? ¿Qué es lo que más disfrutan de esta experiencia? Espero leerlos en los comentarios.


Un abrazo,


10 comentarios:

  1. Hola nena!
    Wow! ya casi 6 meses???
    AUnque yo no he vivido completamente sola (en Cancún viví con un roommate), eramos muy independientes en hacer los gastos, las compras (solo para pagar la renta estabamos juntas y la limpieza), pero es cierto todo lo que dices,aprendes a cuidarte más a valorar las cosas que necesitas y darles la importancia que tienen... yo con lo unico que no pude y no podré jajaj es cambiar un foco (tengo un trauma, no sé porqué, supongo que de niña me pasó), que siento que agarrar, comprar, cambiar un foco y tenerlo en mi mano se romperá en mis pedazos y simplemente esos objetos nunca me acerco a ellos jajaja
    Un beso y que siga todo viento en pompa.
    besitos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué raro que te pase eso con los focos nena, seguro se te rompió alguno de peque y eso te asustó. Un abrazote :D

      Eliminar
  2. Hola Montse mis mejores deceos en esta nueva etapa de tu vida, porque creo que no es facil irse a vivir sola, nos cambia en muchos aspectos, si ya te admiraba ahora mas😊😊 un abrazo, saludos y te a seguro quebte ira bien en todoo😊😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Lety, te mando un abrazo enorme *-*

      Eliminar
  3. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí ^^ Espero que puedas pasarte por el mío y seguirme (: Un beso (-:

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me ha gustado tu blog y ya tienes una nueva seguidora ;) Me quedo por aquí y espero que puedas pasarte por mi blog y quedarte.
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar
  5. Awesomee *-*
    Great blog! I'm following you, follow back?*
    http://omundodajesse.blogspot.pt/

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte y comentar, ¡espero que nos sigamos leyendo! Un abrazo :)