viernes, 14 de octubre de 2016

¡De regreso!



¡Hola a todos! Lamento muchísimo no haber podido estar más aquí, pero estos meses han sido toda una odisea entre el trabajo y encontrar el punto de equilibrio de vivir sola. No tienen idea de la cantidad de posts que he escrito mentalmente..., lástima que no exista una app para pasarlos de la mente al blog, jajaja.

Empezaré contándoles que la vida de soltera e independiente está resultando un éxito. Me siento muy feliz y contenta, y me da mucho orgullo llegar a casa y ver todo lo que he venido logrando y lo que sé que conseguiré en los próximos meses.

Creo que de mis partes favoritas de este proceso es el planear. Imaginar los muebles, cuadros y accesorios por comprar o descubrir algo que simplemente es perfecto para algún rincón del depa es maravilloso, y te mantiene todo el tiempo con ganas de seguir innovando, creando y creciendo.

¿La peor parte? Definitivamente el dinero.



Estos primeros meses han sido bastante restrictivos, en especial los primeros dos. Aunque sabía que se me venía una avalancha de gastos, siempre van surgiendo detalles que terminan de vaciar tus arcas. Llegar a fin de mes con $50.- pesos en la cartera es algo que jamás me había pasado y he de confesar que no se siente nada lindo. Pero con un poco de administración y aprendiendo a decir no a salidas y lujitos, todo se puede y la barca se va nivelando.

Estas semanas he tenido más tiempo para pensar en el blog y en lo que quiero poner aquí y, les tengo grandes noticias, ¡ya sé qué secciones tendremos! Empezaré a colocar recetas, ideas de decoración y tips de dónde ir de compras, además de irles contando mis experiencias y cómo sobrevivir a vivir solo.

Espero que sigamos leyéndonos. Les mando un enorme abrazo,



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte y comentar, ¡espero que nos sigamos leyendo! Un abrazo :)